Consejos de los expertos para encontrar significado y conexión en el trabajo

En el best-seller de Marie Kondo, The Life-Changing Magic of Tidying Up: The Japanese Art of Decluttering and Organizing (La magia del orden: Herramientas para ordenar tu casa… ¡y tu vida!), nos pide que pongamos nuestras manos sobre cada cosa que poseemos y que luego nos preguntemos a nosotros mismos: “¿Provoca esto una chispa de alegría?”

Desde nuestras camisetas hasta nuestras tazas de té, desde nuestros libros hasta nuestros bolsillos, si el producto despierta alegría, guárdalo y almacénalo en un lugar accesible. Si no es así, Marie aconseja que nos deshagamos de él.

Ahora, imagina si nos hiciéramos esta misma pregunta: ¿Esto me provoca alegría? Cuando se trata de nuestros trabajos. Para algunos de nosotros, el trabajo y la alegría en la misma oración pueden parecer un oxímoron, pero no tiene que ser así. Hazte a ti mismo estas preguntas: ¿de dónde obtienes significado? ¿Qué en tu trabajo te lleva a dar lo mejor de ti? ¿Dónde encuentras la mayor alegría?

Como entrenadores ejecutivos, creemos que tu trabajo puede generarte alegría. Cuando le preguntamos a las personas que estábamos entrenando o que habíamos entrenado, qué les traía alegría en el trabajo, estas fueron las cinco respuestas principales:

  1. AYUDAR A LOS DEMÁS

Ya sea resolviendo el problema de un cliente, entrenando a un empleado o colaborando con un compañero de equipo. “¡No hay nada mejor que ayudar a alguien a alcanzar su máximo potencial y luego verlos brillar!”

  • ¿Qué puedes hacer?

Echar una mano. No preguntes: “¿Puedo ayudar?” En lugar de ello, pregunta: “¿Cómo puedo ayudar?” Ofrece tu orientación no solo para el trabajo que debe realizarse sino también para obtener asesoramiento profesional.

  1. DAR Y RECIBIR RECONOCIMIENTO

Ya sea que se trate de dar retroalimentación positiva a colegas o de recibirla. “La cereza del pastel sería que mi trabajo es apreciado y valorado por los demás”.

  • ¿Qué puedes hacer?

Reconoce a los compañeros de trabajo por su trabajo bien hecho – esto no solo les da alegría y aumenta su productividad, sino que también te hace sentir bien.

  1. CONSTRUIR RELACIONES

Hacer amigos con personas en el trabajo: “Colegas que se han hecho amigos” y “personas que se preocupan por tu bienestar y tu trabajo”.

  • ¿Qué puedes hacer?

Conéctate con las personas que disfrutas. Busca personas que te llenen en lugar de aquellas que agotan tu energía.

  1. EXPERIMENTAR UN SENTIDO DE LOGRO

Marcando la diferencia por medio de “cumplir un compromiso que cumpla o supere las expectativas del cliente” y de “crear algo más grande que yo mismo”.

¿Qué puedes hacer?

Reconstruye tu trabajo. Reconstruir significa cualquier cambio -grande o pequeño- que puedas hacer que te permita usar tus puntos fuertes aún más.

  1. TRABAJAR COMO UN EQUIPO

“La alegría es formar parte de un equipo que tenga una misión común y en donde todos se rinden para lograr el mismo objetivo”.

  • ¿Qué puedes hacer?

Busca oportunidades para colaborar con otros, incluso si trabajas de forma remota o solo.

Y recuerda, si no se puede encontrar alegría en tu trabajo actual, es el momento de ponerte el sombrero del explorador y ver qué más hay por ahí. La vida es demasiado corta para no encontrar alegría en el trabajo.

 

Del número de septiembre de 2016 de la revista Live Happy.